¡Una historia feliz!

Llegó acompañada de su mamá, fiel seguidora, como toda mamá que aún con sus hijos grandes, continúa protegiéndolos. Y no es para menos porque Sandra acaba de protagonizar un momento especial y único: recibía las llaves de su depto. propio. 

Sandra y su mandre juntas el día de la entrega

Un poco tímida al principio pero luego aflojándose frente a la cámara, esto nos contaba: 

¿Cómo estás viviendo esto que parece un sueño? 

SP: Con mucha felicidad, acompañados de mis seres queridos que siempre estuvieron pendientes. Ellos fueron los impulsores para que yo no me cayera. Hace un tiempo atrás me acerqué y le dije a Mariano (colaborador de Natania en Comodoro) que no podía pagar porque había una situación en la provincia, soy docente, y la situación era complicada por lo que me acerqué para bajarme de la carrera y fue ahí cuando él me dijo “tomate 4 meses, te reenganchás después” y fue eso lo que me hace estar hoy acá. Lo mismo con mis amigas que me decían “Sandra no lo dejes, un esfuerzo más”. Es una alegría compartida. 

¿Cómo reaccionaste cuando te avisaron que tu depto. ya estaba listo? 

SP: Estaba feliz, aunque no soy tan demostrativa no lo podía creer. Apenas me avisaron les dije: “lo quiero ver”, siempre molestando a los chicos pero con la tranquilidad y el acompañamiento que me daban una respuesta. 

Es una posibilidad que al principio parecía inalcanzable, además en esta ciudad hay experiencias poco gratas en el rubro de empresas que hacen este tipo de emprendimientos y ante cada propuesta nueva está el temor a que no resulte. Aposté todo en este caso y la verdad que no me arrepiento. 

¿Cómo conocieron Natania? 

SP: Gracias a una amiga de mi mamá que le acercó una publicidad en el 2015 y le dijo “esto es para su hija, que se anote”. Era una cuota accesible así que dije pruebo y me anoté. Después fue un gran esfuerzo mes a mes pero lo logré. 

¿Qué le decís a ese argentino que aún no decidió invertir en la tierra, en una propiedad y vos lo pudiste hacer? 

SP: Apostar y confiar. Creo que tenemos que dejar algunos prejuicios de lado. En mi caso no llegaron a pasar 5 años y cuando estás alquilando te parece una eternidad porque decís cuándo empiezan y luego que empezaron se respetaron los tiempos de la obra. También siento que siendo empleada pública, en mi caso, era la única forma de llegar a mi casa propia. 

¿Cómo vieron el depto.? 

SP: Hermoso!! Cuando vine y estaban construyendo mi primera impresión fue que eran deptoschicos, uy! Dije. No me va a entrar nada porque anteriormente estaba alquilando en un lugar un poco más grande pero me terminé sorprendiendo para bien. 

Apostar y confiar hicieron que Sandra hoy pueda disfrutar de su depto. en una torre a estrenar en una ubicación estratégica de Comodoro Rivadavia. 

A ella le agradecemos por sus palabras y le decimos una vez más...FELICITACIONES! 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*