NATANIA 15. Pasado, presente y futuro de una comunidad

Un poco de historia. Más de 1.000 viviendas

En el transcurso de los últimos años estuvimos muy concentrados en el enorme caudal de obras que llevamos adelante, pero, sobre todo, en el número impactante de entregas que concretamos y que van haciendo de nuestros ciudadanos verdaderos dueños de su propio hogar.

Con Natania seguimos creciendo en Salta, San Juan, Mendoza, Tucumán, Córdoba, Neuquén y Chubut, con oportunidades de vida y revalorización inmobiliaria para habitantes de todos los rincones de Argentina, y no es un inconveniente ya asegurarte que pronto estaremos llegando a otras ciudades con nuestro reconocido sistema de acceso a la vivienda, totalmente pensado para personas de clase media que necesitan opciones de calidad, a la medida de sus posibilidades.

Esto es un hecho irreversible, cualquiera sea el contexto, Natania avanza a paso firme, con solvencia y previsibilidad.

Sin embargo, cada tanto, también nos gusta mirar hacia el pasado y recorrer todo lo que hemos logrado, porque sólo desde la propia trayectoria –se trate de una empresa, una familia o la vida misma– se puede comprender la razón por la cual existimos y el rol que tenemos el deber de desempeñar, con todos los desafíos y responsabilidades que ello implica.

NATANIA 15, SAN JUAN, UN BARRIO HISTÓRICO.

Durante la década del ’90, Natania desarrolló y comercializó su Natania número 15, en una zona cercana al centro de la ciudad de San Juan. Es verdaderamente increíble caminar hoy por sus calles para apreciar el nivel de consolidación que ha conseguido.

Natania tuvo una visión, y sencillamente se esforzó por brindar las oportunidades que hicieron falta para que cada familia hoy pueda estar viviendo allí, en su propia casa. El resto lo hicieron los ciudadanos, miembros históricos de nuestra comunidad, caracterizados por su pujanza y persistencia, por su pasión al trabajo y su ambición de progreso.

Natania 15, por tomar uno de los 72 ejemplos, es el resultado de esa química cuya fórmula nadie pudo imitar: una empresa con objetivos fuertemente sociales y miles de familias determinadas a crecer, no hay más: nada puede vencer a una comunidad de seres de acuerdo y con los objetivos claros.

Como para ir cerrando este reconocimiento, es hermoso poder contarles que caminar por las calles del Natania 15 es una buena demostración de fuerza y presencia histórica. Sus más de mil casas, mayoritariamente Mediterráneas de ladrillos vistos y techos a dos aguas, han cobrado formas singulares, cambiado asombrosamente, como la vida de sus habitantes. Fachadas personalizadas, jardines, grandes portones de garaje, ampliaciones imponentes, rejas tipo clásicas con enredaderas maravillosas… las casas se ven como se ven sus dueños, se fusionan, adquieren sus mismos gestos. Así, una pequeña y relajada caminata por el Natania 15, en la ciudad de San Juan, nos enseña que las ciudades y sus habitantes se abren paso, derivadas de la capacidad que tenemos para crear, creer y trabajar juntos, para vivir en armonía con nosotros mismos y en concordia con nuestros vecinos.

Esa es la misión de Natania, porque el día en que llegás a tu casa propia, es siempre nuestro mejor día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*